Declaración de fe

 

Gracias por visitar, este Portal Cristiano y mostar interes en conocer los principios básicos de la fe cristiana que proclamamos.

 

Agradecemos su visita a este sitio y esperamos en el Señor, que haya sido de alguna bendición a su alma. Es un sitio en la red, que ha venido a ser el cúmulo de lo mejor que sale de mi corazón. Y si alguna cosa buena brota en mí, es sólo porque Dios la pone.

 

En sólo Cristo quiero poner toda mi esperanza. Con la confianza de que mis miserias y pecados sean borradas por su misericordia y perdonadas por medio de la sangre que derramó en la cruz del Calvario. “porque no son los sanos los necesitados de médico, sino los enfermos”, un enfermo como yo, está muy necesitado de ese incomparable médico divino, Jesucristo.

 

Creo definitivamente que el Evangelio son Buenas Nuevas de Salvación. Son noticias para todo aquel que en ellas crea. No son consejos o reglas morales, sino que es la declaración de un hecho divino consumado por Dios, para todos nosotros. Creo que constituyen postulados divinos y santos que si llegasen de verdad a calar toda la parte viviente de mi vida, seria profundamente transformado. (Romanos 1:16)

 

Termino esta pequeña introducción a mi credo apostólico, dejando saber que soy un apasionado a las doctrinas de la salvación por gracia y de la justificación por la fe:

 

Martin Lutero, se refería a estas doctrinas escribiendo: …”de forma tal, que esta doctrina nunca será demasiado enseñada, exhortada ni repetida. Si esta doctrina se pierde, se pierde también el pleno conocimiento de la verdad, de la vida y de la salvación, si esta doctrina florece, todo lo bueno florece.”

 

Nota importante, referente a este credo: Estos postuladosas no son una compilación teológica. No hay citas bíblicas, ni está enfocado a una discreción profunda. Sino que sencillamente quiero dar una idea a quienes son lectores de esta página web, de cuales son las básicas creencias o delcaración doctrinal de fe, de este portal cristiano.

Creo en un Dios trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Que desde las edades eternas han vivido en perfecta armonía, respeto, comunión intima, santa y perfecta. Que siempre han estado en actividad eterna. Creo en un Dios único viviente y que existe por sí mismo. Iinfinito en su ser y perfecciones. Su esencia no puede ser comprendida. Es espiritu, inmortal, eterno, incomprensible, infinito y todo poderoso.

 

Creo que Jesús es el Hijo de Dios, el Verbo hecho carne. Jesús es Dios mismo. El es la única manera de entender a Dios, de ver a Dios, de oír a Dios, de acercarnos al Padre. Él es el único camino, verdad, y vida. Mirando a Jesús vemos al Padre, oyendo a Jesús oímos al Padre, acercándonos a Jesús nos acercamos al Padre. Creo que él era desde el principio con Dios, no creado. Creo que él es antes de todas las cosas y en él todas las cosas subsisten.

 

Creo que Dios se hizo hombre. Creo en el misterio de la humanidad y deidad de Cristo. Que nació por obra del Espíritu Santo, de María, cuando ésta aún era virgen, antes de que tuviese relación carnal con su marido José o ningún otro hombre. Creo que Jesús se hizo un hombre como nosotros, y de nuestra humanidad; pero sin pecado. Cien por ciento humano y cien por ciento divino. Creo que Jesús como hombre fue judío, para cumplir las promesas hechas por Dios a su pueblo, el pueblo de Israel.

 

Ceo que Jesús es la manifestación más sublime de la gracia, el amor y la justicia divina. Creo que fuera de Jesús no hay absolutamente ninguna otra manera o persona de acercarnos al Padre, de ser salvos y de recibir perdón de nuestros pecados. Creo que la vida de Cristo, sus vivencias, milagros, palabras y acciones, muestran de una manera incomparable el amor y la gacia de Dios.

 

Creo que Dios en su infinita sabiduría y soberanía escogió a la nación de Isrrael, para traer al Salvador del mundo. Creo en el Dios particular de una nación en la historia, el Dios de Israel, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. Creo en el Israel de Dios, siendo nosotros inser-tados en la descendencia espiritual de Abraham conforme a la promesa hecha por Dios mismo. Creo que Dios conforma un nuevo pueblo, bajo un nuevo pacto de gracia. Creo que este nuevo pueblo es de toda nación, tribu y lengua que crea como total y absoluto para su salvación la expiación de nuestros pecados, por Cristo, en la cruz del Calvario.

Continua...